Consejos para no Ponerse Nervioso en el Examen Práctico de Conducir

Lo cierto es que es normal que haya muchos jóvenes que están muy nerviosos al momento de hacer su prueba para sacarse el carnet de conducir. Es por eso que en este artículo queremos compartir contigo una serie de consejos para no ponerse nervioso en el examen práctico de conducir.

Los nervios que se experimentan en estos exámenes pueden aumentar por varios factores, desde factores económicos, falta de confianza, la falta de fechas disponibles, etc. Teniendo todos estos factores en cuenta, en este artículo compartiremos una serie de consejos que le pueden ser realmente útiles a cualquier persona.

Consejos para evitar o reducir los nervios al hacerla prueba de conducción para carnet

Consejos para no ponerse nervioso en el examen práctico de conducir

Lo primero que debemos de tener en cuenta en este aspecto es que cada persona toma las cosas a su manera. Algunas pueden estar realmente tranquilas y otras pueden estar muy nerviosas.

Sin embargo, para la mayoría de los jóvenes suele ser algo complicado no ponerse nervioso cuando están realizando la prueba de conducción, motivo por el que los consejos que vamos a compartir en este artículo pueden ser especialmente útiles.

Dormir bien una noche antes

Para algunas personas puede ser algo difícil por los nervioso que sienten desde una noche antes, pero debes de tener claro que una buena noche de descanso puede ser muy efectiva para combatir la desconcentración y los nervios.

Tienes que tener en cuenta que en el coche siempre se corre un riesgo, por lo que siempre debes de estar al 100%, sobre todo cuando estás haciendo la prueba y los nervios pueden hacer que cometas un error. Al estar bien descansado te será más fácil mantener la concentración durante el examen.

En caso de que ya sepas de antemano que no podrás dormir por los nervios, te recomendamos cenar ligero y tomar una ducha relajante antes de irte a dormir. También puede ser muy recomendable realizar algo de lectura ligera o poner algo de música relajante para distraerte y dormir mejor.

En caso de que te sientas muy nervioso, también debes de saber que hay una serie de ejercicios de relajación que son de gran ayuda para poder calmar el estrés, los cuales te pueden ayudar a conciliar el sueño y a tener un descanso productivo.

Yendo hacia el examen

Un detalle muy importante que debes de tener en cuenta es que las horas antes del examen son muy importantes para controlar los nervios. Así que te recomendamos que tengas en cuenta los consejos que vamos a compartir a continuación.

Antes que nada, es altamente recomendable evitar el consumo de bebidas como café, té, bebida energética o cualquier otro estimulo, sobre todo si no lograste dormir del todo bien la noche anterior. Este tipo de bebidas lo único que harán es que los nervios aumenten y que te sea mucho más difícil sentirte tranquilo.

En este sentido, es ampliamente recomendable tomar un buen desayuno, pero no comas mucho para no presentarte al examen con el estomago lleno, ya que esto puede hacer que no te sientas al 100% durante el examen y que tus nervios puedan aumentar.

Cuando estés de camino hacia el examen, es muy recomendable que utilices este tiempo para relajarte y concentrarte, pensando en cosas positivas o cosas que simplemente te distraigan. Puedes llevar un libro, escuchar algo de música, etc.

Salir hacia el examen con tiempo

Para no ponerte demasiado nervioso cuando estés por hacer el examen de conducir práctico, es muy importante que salgas con tiempo para llegar minutos antes.

El hecho de ir tarde hacia tu prueba tendrá un efecto muy negativo al agregar estrés e incertidumbre, por lo que sin duda alguna es algo que vas a querer evitar mientras estés haciendo tu examen de conducción.

evitar nervios en el examen de conducir

¿Cómo controlar los nervios durante el examen?

Ya sea que se trate de tu primera vez realizando este examen práctico de conducir o que ya lo hayas realizado anteriormente, es importante mantenerte tranquilo. Cualquier escenario tendrá sus ventajas y desventajas.

En caso de que sea tu primera vez haciendo el examen, es muy recomendable mantenerse tranquilo, ya que sabemos que en muchas ocasiones enfrentarse a nuevas situaciones puede terminar siendo algo muy complejo. Aunque sabemos que el profesor debe de haberte explicado muchísimas veces cómo funciona el examen. En este caso lo más recomendable es tomarlo como si fuera una clase práctica más, es decir, haz lo posible por no darle demasiada importancia.

Por otro lado, si ya has suspendido anteriormente, aunque sepas todo lo que tendrás que hacer, puede ser que te sientas agobiado por desconfianza en tus habilidades o una presión económica, cosas que pueden terminar afectándote más de lo que crees.

En estos casos, una de las primeras cosas que tienes que hacer es olvidarte del dinero mientras estés haciendo el examen, ya que esto solo termina agregando una preocupación más, lo único que tienes que hacer es enfocarte en tu conducción. Con respecto a la desconfianza, debes de saber que es normal que aparezca durante la prueba, pero simplemente sigue lo que aprendiste en tus clases y verás que todo irá saliendo bien. Si tu profesor te ha dicho que estás listo para presentar el examen es porque lo estás.

¿Cómo actuar con el examinador?

Una vez que estés con el examinador vas a tener que hacer todo lo posible por evitar los nervios, enfocate en escuchar lo que dice y en actuar con naturalidad. Durante tu prueba vas a tener que seguir sus indicaciones, las cuales seguramente también ya se te habrán explicado antes, por lo que no te pongas muy nervioso y haz lo posible por estar tranquilo. Es importante tener esto en cuenta para no ponerse nervioso en el examen práctico de conducir.

Cuando te encuentres en tu vehículo, tienes que recordar verlo como si fuera una clase práctica más, actuando según lo que te diga el examinador. Lo más seguro es que con tu profesor habitual ya hayas hecho todo lo que tendrás que hacer en la prueba, comenzando con las comprobaciones previas. Es decir, no te olvides de revisar tu cinturón, el asiento, los retrovisores, etc.

Después será el indicador quien te vaya dando las indicaciones que tendrás que seguir, aunque no debes de olvidar siempre tener tus sentidos al 100%, siguiendo las indicaciones que te den, pudiendo encontrarte con alguna señalización que contradiga el itinerario que te ha dado el profesional, ya que estas son las situaciones en las que realmente pueden ver cuáles son las habilidades que tienes al volante.

Para que no te den muchos nervios, también es ampliamente recomendado preguntarle al examinador cuando no hayas escuchado algo o entendido sus indicaciones. Puedes hablar en el escenario de que tengas cualquier duda, por lo que no debes de pensarlo dos veces.

Tener cuidado con los factores externos

Cuando estamos conduciendo no solo importa lo que nosotros hagamos, ya que lo cierto es que debemos de prestar atención a una gran cantidad de factores externos, empezando por los otros vehículos y por las personas que están en la calle.

Antes que nada, debes de tener muy claro que no puedes controlar lo que hagan los demás, por lo que durante tu examen no es nada recomendable que te la pases pensando “qué hará el coche que tengo delante” o “hacia dónde se dirige ese ciclista”. Tú únicamente tienes que mantenerte concentrado y tranquilo para poder reaccionar ante lo movimientos que realicen, sin pensarlo de más.

También es ampliamente recomendable evitar tener pensamientos negativos o miedo todo el tiempo. Cuando te sientes de esta forma o tienes estos pensamientos es mucho más sencillo que puedas cometer errores que terminen afectándote demasiado.

Es muy importante siempre hacer lo posible por mantener la confianza en ti mimo, recuerda que has ido a clases y que tu profesor te ha dado el visto bueno para que presentarás el examen, por lo que no debes de preocuparte de más o pensar que no estás listo. Ahora ya sabes cómo no ponerse nervioso en el examen práctico de conducir.

Deja un comentario

Los datos que nos facilites mediante este formulario serán tratados por Darío Rivero como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Raiola Networks, situados en la Unión Europea (Política de privacidad de Raiola Networks).

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a  contacto.gida (arroba) gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi Política de privacidad .

He leído y acepto la política de privacidad *