7 Consejos para el cuidado de los neumáticos para mantenerlos en buenas condiciones

¿Por qué es importante mantener los neumáticos? Mantener los neumáticos en buenas condiciones no solo garantizará la seguridad, sino que también mejorará la calidad de conducción y el manejo de su automóvil. Sin embargo, descuidar el cuidado de los neumáticos aumentará el riesgo de accidentes.

Por supuesto, no querrás ponerte en peligro a ti mismo y a tu familia. Es por eso que cada conductor debe aprender cómo cuidar neumáticos nuevos (o incluso neumáticos viejos) para asegurarse de que sean seguros de usar.

De hecho: Los neumáticos no son baratos. Y aunque los neumáticos deben reemplazarse en algún momento, se puede evitar un reemplazo prematuro cuando se trata adecuadamente.

¿Por qué es importante mantener los neumáticos?

Puedes preguntarte ¿Qué incluye el mantenimiento de neumáticos? Lea hasta el final de este artículo donde discutimos las prácticas apropiadas de cuidado de neumáticos para que podamos ahorrar dinero, aumentar la seguridad y mejorar la calidad de conducción.

7 Consejos para el cuidado de los neumáticos para un uso más prolongado

¿Cómo puede mantener los neumáticos para un uso más prolongado? Tome nota de estos siete consejos para el cuidado de los neumáticos para evitar el reemplazo innecesario de neumáticos de vez en cuando sin tener tranquilidad, independientemente de dónde conduzca.

1. Mantener una presión adecuada de los neumáticos

Cada neumático debe enviarse a sus libras apropiadas por pulgada cuadrada (PSI) de acuerdo con las recomendaciones del fabricante del automóvil. Tener neumáticos mal inflados aumenta significativamente la probabilidad de perder el control de su automóvil durante maniobras evasivas repentinas o una parada de emergencia. La baja presión de los neumáticos también se consume más rápido, lo que requiere un reemplazo temprano de los neumáticos.

La inflación excesiva de los neumáticos ofrece una conducción menos compatible, los consume antes de lo esperado y aumenta el riesgo de explosión.

2. Verifique los neumáticos en busca de signos de daños

Los neumáticos son propensos a sufrir daños cuando entran en contacto con muchos elementos en el camino.

Intente verificar si hay cortes, hinchazones, grietas u objetos que puedan haber perforado los neumáticos. Conducir su automóvil con neumáticos dañados o perforados compromete su seguridad y reduce la vida útil de los neumáticos.

3. Programe regularmente la alineación de los neumáticos

Se debe mantener una alineación adecuada de los neumáticos para evitar el desgaste innecesario de los neumáticos. También mantiene intacta la dirección, la suspensión y los frenos.

Si desea una estabilidad de conducción óptima, una vida útil máxima de los neumáticos y un rendimiento de manejo general mejorado de su vehículo, asegúrese de planificar la alineación de los neumáticos desde una instalación de mantenimiento calificada. La frecuencia con la que se debe hacer esto dependerá del tipo de vehículo y otros factores.

Mejor aún, revise el manual del propietario o haga que su automóvil sea revisado en su centro de servicio.

4. Evaluar la necesidad de equilibrar las ruedas

El equilibrio de las ruedas es esencial para permitir que los neumáticos giren sin causar vibraciones. Para saber si sus neumáticos requieren equilibrio, intente conducir en una carretera gratuita y sienta las vibraciones a medida que aumenta y disminuye su velocidad.

Si siente las vibraciones a medida que acelera y desaparece a medida que disminuye la velocidad, significa que se necesita equilibrar las ruedas. Para este procedimiento necesitará la ayuda de un técnico de neumáticos y un dispositivo de equilibrio de ruedas.

5. Gire el neumático regularmente

Los neumáticos delanteros se desgastan más rápido que los traseros debido a la aceleración y la curvatura constante. Dicho esto, asegúrese de rotar los neumáticos para un desgaste uniforme y extender aún más la vida útil de los neumáticos. Esto también ofrece la oportunidad perfecta para asegurarse de que los cuatro neumáticos estén en buenas condiciones de funcionamiento. Idealmente, los neumáticos deben rotarse cada 6 meses.

6. Conduzca de manera amigable a sus neumáticos

Piense en sus neumáticos como sus pies y conduzca de una manera que no los lastime. Conducir a alta velocidad calienta los neumáticos y aumenta la fricción, lo que significa que cuanto más rápido conduzca, antes se desgastarán.

Intente reducir la velocidad cuando conduzca con golpes y baches en la carretera para evitar grietas y pinchazos en los neumáticos y disminuir la probabilidad de que exploten. Finalmente, evite frenar repentina e innecesariamente mientras consume neumáticos rápidamente, lo que lleva a un reemplazo temprano de los neumáticos, o peor aún, a un accidente.

7. Evite sobrecargar el vehículo

La sobrecarga del vehículo no es segura y aumenta el riesgo de accidentes. Cuando el vehículo está sobrecargado, la distancia de frenado aumenta y la capacidad de manejo de emergencia se reduce, lo que significa que el vehículo es menos estable, difícil de conducir y tarda más en detenerse.

Además, el exceso de peso del vehículo puede aumentar el desgaste de los neumáticos, lo que lleva a un reemplazo prematuro y costos de mantenimiento costosos.

Conclusión

Como el único punto de contacto que tiene su automóvil en la carretera, los neumáticos siempre deben estar en buenas condiciones de funcionamiento para garantizar la seguridad. Cuidar los neumáticos es bastante simple, pero se necesita disciplina para hacerlo.

No dé por sentado los neumáticos porque no solo es costoso reemplazarlos, sino que también puede costarle la vida. ¡Y no lo querrías! Los consejos de cuidado de neumáticos mencionados anteriormente ayudarán a minimizar los riesgos de accidentes y los costos de mantenimiento al extender la vida útil de los neumáticos para que no tenga que comprar así a menudo.

Por último, pero no menos importante, sepa cuáles productos para el cuidado de neumáticos pueden ayudar a aumentar la vida útil de los neumáticos y evitar averías durante el clima. Estos incluyen, entre otros, limpiadores de neumáticos y protectores de goma sin ácido.

¡Espero que hayas aprendido de esta guía!