Cómo Proteger la pintura del coche del Sol

A pesar de que la pintura de los automóviles, especialmente los más modernos posea una gran resistencia, si se desea lograr que esta se mantenga en buenas condiciones se deben tener en cuenta algunos cuidados.

Los factores ambientales y el uso constante del automóvil deterioran la pintura de forma progresiva afectando a su apariencia.

Existen varias formas de mantener en excelente estado la pintura de cualquier vehículo sin importar que este haya sido pintado varias veces o mantenga su pintura original permitiendo que luzca brillante y limpio.

A continuación en Elcoche.net te daremos una serie de consejos muy útiles y sencillos.

 

Cómo proteger la pintura de mi coche

Estacionar el vehículo en un garaje

Aunque parezca un factor sin importancia una de las mejores formas de mantener en buen estado la pintura de un coche es aparcando en estacionamientos o garajes cuando sea posible.

Esta es una forma muy efectiva de proteger el coche de la intemperie, tanto exterior como el interior del vehículo, especialmente si el parking es cubierto Ya que protegerá nuestro coche de fenómenos atmosféricos y rayos del sol.

Si el garaje es privado también nos protegerá más efectivamente de posibles actos vandálicos.

Sin embargo existen algunos riesgos que se deben tener en cuenta si se deja el automóvil estacionado en un garaje, algunos de estos son:

  • Algunas de las plazas de parking públicas son demasiado estrechas y pueden dañar la pintura de sus vehículos y la de otros sin intención al entrar o salir de su vehívulo, por lo que es recomendable evitar este tipo de estacionamiento especialmente si están llenos.
  • En el caso de los estacionamientos en edificios, estos poseen con regularidad conductos y tuberías en el techo, en ocasiones estas pueden tener algún tipo de fuga o gotean y pueden provocar manchas muy difíciles de quitar y desgastar rápidamente la pintura, se debe tener cuidado con estos estacionamientos si se usan con regularidad.

 

Lavar el coche con regularidad

El lavado periódico es un factor vital para el mantenimiento de la pintura de cualquier automóvil.

Lavar no solamente sirve para que el coche se vea más estéticamente sino que además es la única forma segura de impedir que se acumulen ciertas sustancias e impurezas que causan grandes daños a la pintura del automóvil.

Destacar que es conveniente lavar nuestro coche cada cuatro y seis semanas como mínimo, aunque si se encuentra cerca del mar, se debe realizar la limpieza con mayor regularidad.

 

La sal y la arena causan graves daños a la pintura del coche.

 

A la hora de lavar un coche lo más recomendable es realizar la limpieza a mano, utilizando los productos indicados para hacer este trabajo, como es el caso de los champús para carrocerías y las toallas o esponjas de microfibra, las cuales permiten lograr un mejor acabado haciendo que la pintura luzca más intensa y brillante.

Después de cualquier viaje largo se debe lavar el coche lo más rápido posible con el fin de eliminar todas las impurezas.

Como es el caso de la mugre, la tierra e incluso los insectos que se estrellan contra el parabrisas y la parte delantera del vehículo.

 

Evitar la exposición prolongada al sol

Los rayos del sol pueden deteriorar en gran medida la pintura de cualquier vehículo, especialmente durante el verano cuando los rayos solares son  más intensos.

Es importante saber que los colores más afectados son los colores vivos como es el caso del rojo, el amarillo o el azul (se decoloran).

Siempre que se pueda elige una zona con sombra para estacionar.

 

Buscar lugares con poca aglomeración de transporte

Este es uno de las recomendaciones menos tomadas en cuenta.

Especialmente en las grandes ciudades donde se suele ir a toda prisa y estacionar en el primer lugar que encontramos, sin importar que este cuente con las condiciones necesarias para aparcar el vehículo.

Por lo que regularmente ocurren accidentes y daños en la pintura del coche producto del poco cuidado de los demás usuarios que pueden causar rayones y otros daños al estacionar su vehículo o al salir.

Por este motivo no se debe aparcar muy cerca de otros coches o estacionamientos muy estrechos.

 

Evitar los autolavados

Los autolavados son una solución muy cómoda y rápida para realizar la limpieza de cualquier coche.

Pero también es cierto que en la mayoría de estos negocios no prestan la atención y el cuidado necesario con la pintura del vehículo, por lo que la pintura puede recibir daños mientras reciba su limpieza.

Uno de los motivos más habituales para que la pintura del automóvil se deteriore al llevarlo al autolavado son los rodillos, estos causan una gran fricción contra las superficies generando abrasión pudiendo generar pequeños arañazos.

Si el autolavado no se encuentra en óptimas condiciones la pintura del vehículo recibirá un mayor daño.

Cuando estos rayones son muy numerosos son fácilmente visibles al sol, especialmente si nuestro coche posee un color oscuro, provocando numerosos reflejos que se asemejan a una telaraña.

En conclusión, se deben evitar los autolavados siempre que se pueda, especialmente si estos son viejos, ya que la mayoría de ellos no cuentan con el mantenimiento adecuado.

Si no contamos con el tiempo necesario para lavar nuestro vehículo, lo mejor es llevarlo a un lugar reconocido y recomendado.

 

proteger-coche

 

Evitar productos no recomendados para el coche

Es imperante utilizar los productos adecuados para lavar el automóvil.

No importa si este es lavado a mano, si se aplican productos inapropiados o de mala calidad pueden causar graves daños a la pintura del vehículo, se  pueden rayar, decolorar, manchar e incluso corroer la pintura.

  • Algunos de los productos que se deben evitar para esta tarea son:
  • Los cepillos de barrer (Se usan muy a menudo)
  • Las esponjas viejas o muy rígidas,
  • Los estropajos (son poco delicados)
  • Lavaplatos, lejías, amoniacos y jabones con un ph muy ácido, (producen manchas en la pintura imposibles de eliminar) a menos que se vuelva a pintar el lugar afectado.

La mejor alternativa es utilizar champús de carrocerías, centan con el pH indicado para la pintura de nuestro coche. Es importante remover adecuadamente el champú empleando abundante agua y luego secar el vehículo para evitar la humedad.

 

No estacionar debajo de árboles

A pesar de que estacionarse debajo de un árbol es muy tentador gracias a la sombra que estos producen, es bueno saber que esto puede ser más perjudicial que beneficioso.

Los árboles según la época del año pueden producir resinas, las cuales se adhieren a las superficies de los vehículos y son muy difícil de eliminar.

Los arboles suelen ser el hogar de aves e insectos y el excremento de cualquier animal es un factor muy dañino para la pintura.

Las ramas y las hojas que caen de los árboles también pueden ocasionar rayones en la pintura del automóvil.

 

Cera para proteger pintura coche 

Esta tarea forma parte de los cuidados especiales.

Sin importar todas las precauciones anteriormente recomendadas es imposible evitar que la pintura del vehículo se contamine y comience a deteriorarse.

Por este motivo es conveniente llevar a cabo un tratamiento preventivo aplicando cera para pinturas de vehículos con una frecuencia de tres meses aproximadamente.

Este proceso se realiza para eliminar cualquier sustancia que se adhiera a la pintura y que no pueda ser atacado con el lavado normal.

Además de proteger, hace que la pintura conserve su brillo, proporcionando una capa extra de unos pocos milímetros que ofrece una barrera entre la pintura del coche y el medio exterior, evitando así que sea alcanzada por todo tipo de sustancias e impurezas.

 

Pulir la pintura

Esta tarea debe ser realizada cada 2 o 3 años.

Con esto eliminamos cualquier imperfección o daño superficial que presente la pintura del vehículo, además sirve para hacer que la pintura recupere su brillo y luzca como nueva.

Este proceso consiste en eliminar una capa muy superficial de la pintura, la cual alberga los daños como rayones y manchas utilizando sustancias abrasivas y por la acción de la pulidora.

De esta manera es posible restaurar rápidamente la pintura de cualquier coche sin importar su color si ha perdido su brillo.

Es recomendable encerar nuestro coche después de pulirlo.

 

Si no tienes pulidora echa un vistazo a nuestra Comparativa de Pulidoras de coche

 

Reparar los daños de la pintura inmediatamente

Lo más habitual es que los conductores esperen a que la pintura de sus automóviles acumule varios daños e imperfecciones para llevarlos al taller o hacerles mantenimiento.

Sin embargo esta es la solución menos recomendable.

Con el paso del tiempo estos daños suelen agravarse haciendo que sean más difíciles y costosos de reparar.

Si no reparamos de inmediato los daños de la pintura en ocasiones la chapa de la carrocería queda totalmente expuesta a la corrosión, así que se deben reponer las capas de pintura lo más rápido posible para evitar que la pintura se siga deteriorando y la carrocería se oxide.

 

 

[elfsight_social_share_buttons id=»1″]

 

 

Deja un comentario

Los datos que nos facilites mediante este formulario serán tratados por Darío Rivero como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Raiola Networks, situados en la Unión Europea (Política de privacidad de Raiola Networks).

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a  contacto.gida (arroba) gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi Política de privacidad .

He leído y acepto la política de privacidad *