¿Por qué el coche echa humo negro al acelerar?

¿Quieres saber por qué el coche echa humo negro al acelerar? Pues el humo que es expulsado por el tubo de escape de nuestro coche en realidad dice bastante información sobre su estado, indicado sobre una posible avería, por lo que es común que las personas queden bastante desconcertadas cuando ven que su coche está expulsando humo negro.

En este sentido, debes de tener en cuenta que el hecho de que el humo sea de color negro se debe a que se está llevando a cabo una mala combustión de la gasolina en tu coche. Así que, a continuación, nos vamos a encargar de profundizar en por qué tu coche echa humo negro, cuáles son las causas y las posibles soluciones que hay al respecto.

Expulsión de humo negro por una mala presión de la gasolina

Por qué el coche echa humo negro al acelerar

En realidad, hay muchas ocasiones en las que el circuito que se encarga de la distribución de la gasolina hacia el motor puede presentar fallas. Estas fallas o averías pueden llegar a ocasionar una serie de cambios en la presión del combustible, ocasionando que la bomba de gasolina llegue a expulsar mucho combustible y con mucha fuerza hacia el motor.

Asimismo, cuando hace salir humo negro del tubo de escape del coche, el problema ocasiona que el coche consuma más gasolina de la necesario, por lo que sin importar cuál sea el motivo, lo mejor es repararlo lo antes posible en un taller especialista. Asimismo, se recomienda hacer cualquier reparación de la bomba o del circuito.

Una mala pulverización

Puede haber una gran cantidad de motivos por los que el coche termine echando humo negro, peor una de las más comunes son los fallos en los inyectores o en la bomba de inyección.

En caso de que sea un problema con los inyectores, esto puede deberse a distintos motivos, como roturas, obstrucciones o suciedad; causas que pueden llegar a ocasionar una mala combustión, lo que termina ocasionando que se expulse humo negro.

Ten en cuenta que, dependiendo del estado de la obstrucción en la pieza, se puede llegar a utilizar una solución limpiadora de inyectores, lo que sin duda alguna puede ser de gran ayuda contra los escapes. En caso de que la suciedad sea mucha y esté endurecida o cristalizada, así como en el caso de que estén rotos, entonces lo que tendrás que hacer será reemplazar la pieza.

Otro aspecto que debes de tener en cuenta es que una mala pulverización de la bomba de inyección también se puede ocasionar debido a que la pieza esté mal regularizada, lo que puede hacer que se genere un exceso de presión, ocasionando así que los inyectores pulvericen de forma más descontrolada, ocasionando un exceso en los carburos. En este caso la solución más sencilla puede ser reparar o cambiar la bomba de inyección por una nueva para evitar que el problema se siga presentando.

El filtro de aire está sucio

Este motivo puede llegar a variar demasiado de un coche a otro y sus características únicas, pero en el caso de los coches antiguos que cuentan con un carburador, suele haber un exceso de humo negro saliendo por el escape.

Por otro lado, los coches nuevos que cuentan con un sistema de inyección, estos presentarán problemas de aceleración más que una salida de humo excesiva.

mi coche echa humo negro

Problemas en el caudalímetro

Ten en cuenta que la función principal de este artefacto es medir la cantidad de aire que pasa a través del motor y así poder controlar la necesidad de gasolina, además de que también controla la misión de gases que son emitidos por nuestro coche.

El caudalímetro es un sensor que sirve para poder indicarle a los inyectores cuando tiene que hacerse la pulverización y cuál es la cantidad correcta de combustible. Cuando esta pieza presenta fallas o está rota, entonces es cuando empiezan tomarse medidas equivocadas de aire, ocasionando que este se sobresature de gasolina.

La solución no es tan complicada, ya que se tiene que sacar el caudalímetro y limpiar le sensor. En caso de que este presente algún daño, entonces únicamente tendrás que cambiarlo por uno nuevo para evitar que siga saliendo humo negro.

Válvula EGR averiada

Sin duda alguna otra de las razones por las que te puedes estar preguntando por qué el coche echa humo negro al acelerar, puede ser porque haya un problema con la válvula EGR.

El nombre de esta válvula tiene siglas en ingles que se pueden traducir como “Recirculación de Gases de Escape”, que en pocas palabras se encarga de minimizar la emisión de CO2 que es producida y expulsada por nuestro coche.

Esto se consigue gracias a la recirculación de los gases de la cámara de combustión, consiguiendo que, por medio del colector de admisión, estos puedan quemarse de nuevos y generar mucho menos CO2, como sería normalmente. 

Este proceso se lleva a cabo abriendo y cerrando la válvula, por lo que cuando está saturada de carbonilla, esta puede empezar a tener problemas para abrir y cerrarse, cuando esto pasa, el oxigeno limpio no puede pasar, por lo que sólo lo hace el aire contaminado que tiene la misma carbonilla, lo que puede ocasionar que el combustible no se queme en su totalidad y que el tubo de escape pueda expulsar humo negro.

Para poder resolver este problema será necesario quitar la válvula EGR y limpiarla a profundidad, además de que también se recomienda revisar si este tiene algún daño y, si es así, reemplazar la válvula para que pueda funcionar correctamente.

Ahora ya sabes por qué el coche echa humo negro al acelerar, por lo que ya no deberías de tener muchas dudas al respecto. Ahora lo más recomendable debería de ser que un mecánico se encargue de analizar los elementos que hemos mencionado anteriormente para que pueda identificar la fuente del problema.

Deja un comentario

Los datos que nos facilites mediante este formulario serán tratados por Darío Rivero como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Raiola Networks, situados en la Unión Europea (Política de privacidad de Raiola Networks).

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a  contacto.gida (arroba) gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi Política de privacidad .

He leído y acepto la política de privacidad *