¿Gasta Gasolina el Aire Acondicionado del Coche?

¿Gasta gasolina el aire acondicionado? Son muchas las personas que se hacen esta pregunta, ya que en la actualidad el aire acondicionado se ha convertido en uno de los elementos más importantes en nuestro coche.

Es por eso que es bastante normal que muchas personas se pregunten cómo funciona el sistema de aire acondicionado del coche y si gasta gasolina. ¿Puedes ahorrar combustible si en lugar de encender el aire simplemente bajas las ventanas?

Para poder responder esta pregunta debes de tener en cuenta que en la actualidad los sistemas de climatización han mejorado bastante a lo largo de los años. Ahora nos podemos encontrar con una tecnología mucho más precisa y avanzada, la cual incluso nos permite ajustar la temperatura por zonas (dos, tres, cuatro o incluso zonas). Aunque el principio básico sigue siendo el mismo: enfriar el aire caliente.

Gasta gasolina el aire acondicionado del coche

Como te estarás imaginando, en realidad es un proceso que consume energía. Son sistemas que hacen un buen trabajo (con resistencia, pérdidas y rozamientos), por lo que está claro que terminarán consumiendo energía. Este consumo de energía se traduce como gasto de combustible o de electricidad si es un coche eléctrico.

¿Cómo funciona el aire acondicionado del coche?

En pocas palabras, podemos decir que el aire acondicionado funciona como una máquina de frío que, gracias a los elementos mecánicos y a un gas que cambia de estado, se enfría el aire, se filtra y se deshumidifica. En otras palabras, extrae el calor del aire que ingresa desde el exterior.

Asimismo, debemos de tener en cuenta que el aire acondicionado funciona por medio de la compresión mecánica de una sustancia que cambia de estado, de gas a liquido y de liquido a gas. Es el gas refrigerante del circuito, que lleva a cabo un ciclo que se repite de forma continua cuando el aire acondicionado es activado.

Este sistema del que estamos hablando tiene estos elementos:

  • Compresor: se encarga de aspirar el gas refrigerante y lo comprime, sometiéndolo a presión, haciendo que suba la temperatura.
  • Condensador: el gas que ha sido comprimido ingresa en el condensador, que es un radiador de serpentín, donde se condensa y se hace líquido. Este radiador está en contacto con el aire exterior y el líquido está más caliente que el aire, por lo que le traspasa su calor.
  • Válvula de expansión: el líquido comprimido pasa a tener más volumen al descomprimirse, cambiando de estado a gas y enfriándose mucho más.
  • Evaporador: el gas frío termina pasando por otro radiador, entrando en contacto con el aire, dirigiéndose hacia el habitáculo y recogiendo su calor. El aire se enfría y es impulsado con el ventilador hacia el habitáculo por medio de las toberas de salida de aire. Ahora el gas vuele a empezar el ciclo hacia el compresor.

El consumo de energía del aire acondicionado

Al analizar el consumo de energía del aire acondicionado podemos decir que el mayor consumo se encuentra en el compresor, el cual se acopla al giro del motor usando una correa, que cuando trabaja lo hace con la fuerza que es producida por el propulsor del coche. De esta forma, podemos decir que el trabajo recaer sobre la mecánica que, al ayudar al compresor, termina consumiendo energía.

¿Qué tanto aumenta el consumo de gasolina cuando el aire acondicionado está funcionando? En realidad, esto depende del trabajo que se le exija en determinado momento. Es decir, entre más caliente esté el aire que se encuentra en el habitáculo, entre más caliente esté el aire del exterior y entre más fría sea la temperatura que deseamos, entonces esto representará una mayor carga de trabajo para el sistema, por lo que consumirá más energía.

Se estima que el consumo de energía puede aumentar entre un 5% y un 20% dependiendo del caso. En práctica esto puede ser entre algunas décimas hasta 1 litro de combustible cada 100 kilómetros.

Aunque si somos más precisos, en el caso del aire acondicionado tenemos que hablar del consumo por hora, teniendo en cuenta el tiempo que el compresor esté funcionando.

En el caso de los aires acondicionados modernos el compresor se apaga y desacopla de forma automática cuando el sistema detecta que ya no se tiene que seguir enfriando el aire, volviéndose a encender cuando determine que es necesario. Entre menos tiempo funcione el compresor, menos consumo representará el aire acondicionado. Cuando la temperatura del coche se encuentra entre los 40°C y la queremos bajar hasta los 25°C, funcionará durante menos tiempo que si se quiere bajar hasta los 19°C.

gasta gasolina el aire acondicionado

Se puede presentar el caso de que el aire acondicionado ocasione una leve disminución de potencia del vehículo. Se cree que el aire acondicionado puede quitar entre 2 y 15 CV al motor. Esto se nota más en los coches que tienen un propulsor pequeño y que tiene poca entrega, mientras que en los motores de 110 a 120 CV apenas y se nota.

En los coches modernos, cuando se pisa le pedal del acelerador a fondo del compresor, este se desconecta de forma automática con el objetivo de no ocasionarle molestias al conductor. Asimismo, los coches que tienen sistemas de stop/start, siempre que el compresor no sea eléctrico, se apaga cuando el propulsor hace una detención.

¿Es mejor bajar la ventana o usar el aire condicionado?

Es muy común que las personas se pregunten si es mejor bajar la ventanilla o utilizar el aire acondicionado. En este caso, tendremos que decir que la respuesta en realidad depende de cada caso.

Se han hecho muchas pruebas de laboratorio para poder simular la resistencia aerodinámica, así como también se han hecho muchas pruebas en circuito. Y la respuesta que se obtiene es que depende de la velocidad a la que se esté moviendo el coche.

¿Gasta gasolina el aire acondicionado? El aire acondicionado consumirá lo mismo sin importar la velocidad a la que estemos avanzando, pero en el caso de las ventanillas si es un factor importante a tener en cuenta. Podemos decir que, entre más aerodinámico es un coche, la resistencia al viento será menor, por lo que consumirá menos.

Cuando se abren las ventanillas se altera negativamente la aerodinámica del coche, ya que el aire que entra lo frena, algo similar a lo que ocurre con un paracaídas. Esto hace que el motor tenga que trabajar más para poder avanzar, por lo que termina consumiendo más combustible.

Es por eso que debemos de tener en cuenta que el efecto de la aerodinámica cambia dependiendo de la velocidad a la que avance. Cuando se avanza a una velocidad baja y las ventanillas están abajo, entonces la resistencia aumenta muy poco, por lo que casi no afecta negativamente. Pero si vamos avanzando a una gran velocidad, entonces la velocidad aerodinámica aumenta considerablemente, por lo que también aumenta el consumo.

De forma más específica, podemos decir que entre los 80 y 90 km/h tener las ventanillas aumenta más el consumo en comparación a utilizar el aire acondicionado.

Si estás en la ciudad en avenidas con tráfico o que no puedes ir a más de 80 km, entonces podemos decir que ir con las ventanillas abajo puede ser mejor, pero no en las vías rápidas, en las que será mucho mejor encender el aire acondicionado.

Hay algunas cosas que podemos hacer para que el aire acondicionado consuma menos, como aparcar el auto bajo la sombra y evitar que el interior esté muy caliente, por lo que el aire no tendrá que trabajar de más para conseguir la temperatura que deseamos.

En caso de que quede aparcado debajo del sol, se recomienda ventilar el aire con las ventanillas abajo, circular por unos minutos de esta forma y luego ya podemos subirlas para utilizar el aire acondicionado y conseguir que este enfríe el aire hasta nuestro gusto. Son consejos muy prácticos que pueden ser de gran ayuda para reducir el consumo del aire acondicionado. Ahora ya sabes si gasta gasolina el aire acondicionado del coche.

Deja un comentario

Los datos que nos facilites mediante este formulario serán tratados por Darío Rivero como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Raiola Networks, situados en la Unión Europea (Política de privacidad de Raiola Networks).

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a  contacto.gida (arroba) gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi Política de privacidad .

He leído y acepto la política de privacidad *